Un ataque de EE.UU terminó con la vida del general iraní Soleimani

El general iraní Qasem Soleimani, uno de los laderos del Ayatollah Khamenei y el hombre más poderoso de la estructura militar de la región, murió este viernes en un bombardeo en las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad. En ese momento, Soleimani se encontraba en un convoy de dos autos que fue impactado por al menos tres misiles.

El canciller de ese país, Javad Zarif, confirmó en la televisión oficial iraní y vía Twitter la muerte del general Soleimani. Calificó el hecho de “un acto de terrorismo”.

Tras el ataque, otras siete personas perdieron la vida. Según informaron los servicios de seguridad, el hecho sucedió tres días después de que manifestantes proiraníes atacaran la embajada estadounidense.

El Pentágono, luego de algunas horas del bombardeo, confirmó que Estados Unidos concretó el ataque. Al respecto, el secretario de Defensa Mark Esper sentenció que Solemani estaba “desarrollando activamente planes para atacar tropas y diplomáticos estadounidenses”.

En paralelo, el presidente Donald Trump desde su cuenta de Twitter publicó una foto de la bandera estadounidense.

El ataque se produjo en medio de una importante tensión entre ambos países. Días atrás, miles de milicianos del Hezbollah iraquí atacaron la Embajada estadounidense en Bagdad. Durante la protesta, dañaron el muro exterior al grito de “¡Muerte a Estados Unidos!”.  Ante el hecho,  Trump acusó al régimen de Irán de haber estado detrás de la agresión.