Turismo: ¿se puede viajar para estudiar en el exterior en pandemia?

Mientras las vacunas llegan y comienza a experimentarse algo de normalidad, los jóvenes que postergaron sus proyectos de estudios permanentes o temporales en el exterior, empiezan a ver escenarios posibles para emprender sus planes.
Mientras las vacunas llegan y comienza a experimentarse algo de normalidad, los jóvenes que postergaron sus proyectos de estudios permanentes o temporales en el exterior, empiezan a ver escenarios posibles para emprender sus planes.

En la mayor parte de Europa y en el norte de América, los planes para recibir estudiantes del exterior (campus, becas, planes de corto plazo, carreras de posgrado y grado o formaciones en especialidades) se encuentran activos. Aun así, a medida que se presenta el nuevo escenario que intenta retomar algo de normalidad, los estudiantes tienen dificultades para adaptarse al nuevo entorno. Si siempre tuvo sus complicaciones partir de casa, este tiempo exige renovadas alertas para que la experiencia sea positiva.

Primero es aconsejable pensar el destino con cuidado. Seleccionar el país y la ciudad, el centro de estudios y sus condicionamientos para viajeros es fundamental en este tiempo, optando por aquellos que vayan contando con creciente número de personas vacunadas y expresen políticas claras de ingreso y permanencia.

Luego asumir el contacto directo con la embajada o consulado del país de destino a la hora de reconocer condiciones. Asumir que esas determinantes pueden ser lábiles, de modo que es preciso seguir atento hasta el momento del viaje. Los mismos pasos, en términos de salud, se deben seguir con el centro de estudios que se hayan elegido.


En tiempos de una pandemia en curso, la salud se ha convertido en una acción necesaria para todos los estudiantes internacionales. Por eso es obligatorio vacunarse antes de salir del propio país en la mayoría de los casos. Además, sería útil contar con un control de los chequeos médicos generales. Algunos centros de estudios, además de vacunas que pueden aplicarse en el mismo destino (en Estados Unidos, por ejemplo, sin costo), pueden exigir pruebas de COVID-19 de manera periódica para ingresar a la cursada. La mayoría de los países consdieran válidas las aplicaciones de Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson, otros incluyen en el listado a aquellas que han sido autorizadas como de “aplicación de emergencia” (entre ellas se encuentran, por ahora, AstraZeneca, Covidhield, Sinopharm y Sinovac). Como se estima que se aprobarán nuevas vacunas, lo adecuado es recurrir al portal de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se conserva siempre actualizado en esta material.

Los estudiantes internacionales que ingresen al Reino Unido podrán acceder a las diversas vacunas disponibles a medida que se implementen en todo el país, lo que significa que se puede recibir la vacuna más rápido en el Reino Unido que en su país de origen y estarán protegido cuando regresen a casa.

La guía completa publicada por NHS England confirmó que la vacuna COVID-19 se ofrece a todas las personas mayores de 18 años en los sitios locales. Los estudiantes registrados con un médico de cabecera pueden reservar su cita en un centro de vacunación más grande, un sitio administrado por una farmacia comunitaria o en algunos sitios administrados por un médico de cabecera a través del sitio web del Servicio Nacional de Reservas. A la vez, para los estudiantes internacionales que necesitan completar un período de cuarentena en un hotel administrado, varias universidades del Reino Unido han anunciado que reembolsarán las tarifas de prueba y cuarentena de hotel de 10 días, hasta un valor total de £ 1.750. El gobierno del Reino Unido publicó su hoja de ruta COVID-19 en febrero pasado y se espera que lo actualice antes de la próxima admisión de septiembre de 2021.


Algo similar ocurre en Australia, donde los estudiantes internacionales que estudian y trabajan en el país pueden acceder a asistencia financiera cuando se requiere que se aíslen o cuiden a alguien con COVID-19 (Pago por Desastre de Licencia por Pandemia) o afectados negativamente por una orden de salud pública estatal y deben permanecer encerrados durante más de siete días (Pago por Desastre COVID-19).

Los que elijan China como destino, deben recibir una autorización del código de salud de las embajadas locales y descargar una aplicación WeChat para enviar su historial de viajes reciente y su estado de salud.

Francia planeó todo para que los estudiantes e investigadores internacionales pudieran acercarse ya a sus centros de manera segura. Igualados a los estudiantes locales, los extranjeros tendrán la oportunidad de vacunarse si lo desean y acceder a las pruebas de PCR de forma gratuita. Desde el 9 de junio de 2021, se aplican nuevos procedimientos a los estudiantes e investigadores internacionales que vienen a Francia. Se diferencian según su país de origen y su estado de vacunación. La actualización de esa información está siempre disponible en el campus digital organizado para los estudiantes no franceses.

En Alemania, por su parte, se lanzó una campaña de vacunación COVID-19 prioritaria a estudiantes para comenzar a facilitar a las instituciones de educación superior en toda Alemania y permitir que los estudiantes regresen a las clases presenciales durante el semestre que comienza a agosto. Una vez que se lleve a cabo la vacunación masiva, los estudiantes internacionales de toda Alemania que tengan un certificado de registro alemán o un seguro médico alemán también podrán recibir la vacuna COVID-19, que es gratuita.