Trabajadores del Argerich piden que se refuerce la protección para empleados

Los profesionales y no profesionales de la salud del Hospital General de Agudos Dr. Cosme Argerich reclamaron este lunes a las autoridades de ese establecimiento porteño "licencia y aislamiento" para los médicos, técnicos y enfermeros que hayan estado en contacto con el paciente muerto el día sábado infectado por coronavirus. "Son unos 40 profesionales y no profesionales que han estado en contacto que el paciente que ha muerto por coronavirus", dijeron a Télam voceros de los empleados nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estrado (ATE) en el Hospital Argerich, cuya administración corresponde al gobierno de la Ciudad.

Los empleados de ese hospital público ubicado en el barrio porteño de La Boca reclamaron de esta forma "licencia y aislamiento" a trabajadores que estuvieron en contacto con el paciente fallecido por coronavirus para evitar futuros contagios. Asimismo, voceros de ATE reclamaron que "se refuerce la protección" de los trabajadores de salud y "elementos de trabajo confiables como guantes y barbijos".

Se calcula que entre sus tres visitas, Gómez pasó no menos de diez horas en la guardia del hospital, en contacto con otros pacientes. Una vez internado, tampoco se dispusieron medidas de aislamiento y protección para los trabajadores ni para los allegados que fueron a visitarlo. Expertos aseguran que es probable que a partir de este caso en las próximas dos semanas se observe un aumento exponencial en el número de infectados. Hasta esta mañana, son doce los casos confirmados de coronavirus en la Argentina.

Desde el Gobierno porteño, responsable del Argerich, negaron que haya habido brechas en la seguridad y atribuyen las protestas a una preocupación “lógica” entre los trabajadores por la pandemia. “Se trabajó correctamente dentro del protocolo desde el minuto cero. El ministro de Salud, Fernán Quirós, personalmente habló con el hospital y los equipos del gobierno estuvieron reunidos con los trabajadores para llevarles tranquilidad y contenerlos. Nos estamos ocupando del tema”, declaró a El Destape un vocero del gobierno porteño.