Teté González y su primera práctica en Belgrano