Temporada para el olvido en el fútbol cordobés

El domingo se confirmó el descenso de Belgrano tras la victoria de Patronato en Paraná. Los hinchas Piratas y otros tantos sintieron esa situación con un dolor muy grande.

Más allá que los golpes más duros se dieron para Belgrano y Racing (ambos descendieron de categoría), no se puede dejar por alto que ningún equipo cumplió el objetivo.

Talleres no pudo entrar a la fase de grupos de la Copa Libertadores ni clasificar a la Sudamericana, habiendo cosechado un torneo con altas y bajas pero en definitiva sin cumplir el objetivo planteado.

Por el lado de Instituto, en el año de su centenario no logró pelear el campeonato y ni siquiera estuvo cerca de clasificar al reducido. A su vez, pasaron varios técnicos (Franco, Cagna y ahora el interinato de Zabala).

Culpables pueden haber muchos en cada club, cada uno deberá hacer un mea culpa y tratar de que no vuelvan a pasar algunos errores. Lo cierto es que por infraestructura, hinchada y presupuestos, los clubes cordobeses deberían estar en otra categoría y posición.