Senadores y diputados piden repudiar el golpe en Bolivia

Senadores y diputados presentaron sendos pedidos para que mañana ambas cámaras repudien el golpe de Estado que depuso al presidente boliviano, Evo Morales, este domingo. Los documentos además, instan "al Poder Ejecutivo a pronunciarse en contra de este golpe cívico-policial que interrumpió el orden democrático y constitucional" de ese país. Asimismo, exhortaron al gobierno de Mauricio Macri a que "conceda asilo a cualquier integrante del gobierno" de Evo Morales "que así lo solicitara, a fin de garantizar la protección de su vida, su libertad y su integridad".

El documento presentado en la Cámara de Senadores lleva las firmas de los presidentes del bloque Justicialista, Carlos Caserio, y del Frente para la Victoria, Marcelo Fuentes; además de otros legisladores como las kirchneristas Anabel Fernández Sagasti y Ana Almirón y los "albertistas" Alfredo Luenzo, Guillermo Snopek y Pedro Guastavino, entre otros.

En tanto, el documento presentado en Diputados estuvo referenciado por el FPV-PJ, y el pedido de sesión especial -solicitada para el miércoles a las 15.30- ingresó cerca de las 11 por mesa de entradas de la Cámara de Diputados. Lleva las firmas, entre otros, del jefe del bloque de diputados nacionales del FPV-PJ, Agustín Rossi; de Red por Argentina, Felipé Solá, y del PRO, Daniel Lipovetzky, el único referente del oficialismo en firmar la solicitud. También suscriben el pedido la diputada massista Carla Pitiot, el legislador de Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, y el entrerriano Juan José Bahillo, del bloque Justicialista.

La postura en torno de la situación de Bolivia divide opiniones en la coalición Juntos por el Cambio, que esta tarde buscará acordar un texto propio que contenga la diferentes posiciones que existen en ese espacio político, en una reunión de ese interbloque citada para las 19, que encabeza el radical Mario Negri. La intención del oficialismo es llegar mañana al recinto con un proyecto diferente al de la oposición ya que en Cambiemos se hace hincapié en las denuncias de fraude de la elección de Evo Morales.

En Cambiemos hay quienes consideran que se trata de una crisis institucional derivada de decisiones del presidente renunciante, y un sector de la UCR que promueve la necesidad de un repudio directo, a lo que califican como un golpe de Estado.