Seis jugadores de la segunda división inglesa dieron positivo de coronavirus