fbpx
Más Noticias

A 43 años del asesinato de Rodolfo Walsh

Símbolo de periodismo comprometido en Argentina y el mundo, el militante que empuñó una máquina de escribir como arma contra el terror fue asesinado y desaparecido el 25 de marzo de 1977, un día después de la publicación de una de sus obras más importantes: la carta abierta de un escritor a la Junta Militar.

El periodista, escritor y militante Rodolfo Walsh nació el 9 de enero de 1927 en la localidad rionegrina de Pueblo Nuevo de la Colonia de Choele-Choel (que desde 1942 se llamó Lamarque) y fue asesinado el 25 de marzo de 1977, por lo que este miércoles se cumplen 43 años de su asesinato y posterior desaparición. Escritor por vocación y periodista por elección, Walsh trabajó para las revistas Leoplán, Panorama, y Vea y Lea. Además, escribió cuentos y novelas cortas policiales que están publicados en diversas compilaciones. “Variaciones en rojo”, su primer libro, salió en 1953 y ganó el Premio Municipal de Literatura de Buenos Aires”.

Luego de la llamada Revolución Libertadora que derrocó al entonces presidente Juan Domingo Perón, el gobierno de facto fusiló a un grupo de militantes justicialistas que intentó un levantamiento, en José León Suárez. Los sobrevivientes de esa masacre fueron ubicados por Walsh, a quien la historia le llegó de casualidad. La investigación sobre el suceso fue publicada de enero a marzo de 1957, en el diario Revolución Nacional y luego, en forma de libro, con el título de Operación Masacre. Walsh tendría así su bautismo de fuego como periodista de investigación que se ponía del lado de las causas populares. Otras investigaciones como “¿Quién mató a Rosendo?” y “El caso Satanowsky” fueron publicadas en 1969 y 1973 respectivamente, y junto a “Operación Masacre” son considerados por muchos el inicio del género de “no-ficción” que algunos atribuyen al estadounidense Truman Capote.

En 1959 viajó a Cuba donde junto con otros colegas fundó la agencia de noticias Prensa Latina, que subsiste al día de hoy. Allí descubrió el complot del gobierno estadounidense para invadir a la isla a través de Playa Girón, luego de descifrar unos cables secretos. Luego, inició el semanario de la CGT de los Argentinos que dirigió entre 1968 y 1970. A comienzos de los 70, Walsh comenzó su militancia en la organización Peronismo de Base, uno de cuyos sectores se fusiona a Montoneros, donde Walsh fue oficial de inteligencia. Durante esa época, escribió en el Semanario Villero y la revista Noticias.

Tres meses después del inicio de la dictadura cívico militar en 1976, Walsh fundó junto a un grupo de periodistas la Agencia Clandestina de Noticias (ANCLA), destinada a difundir información sobre los actos de terrorismo de Estado que cometía el autobautizado Proceso de Reorganización Nacional. El lema de ANCLA, que se repetía en todos sus cables que se distribuían entre la población y los medios de forma secreta, era “El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información”.

Un año después de iniciada la dictadura, el 24 de marzo de 1977, que a esa altura ya había asesinado a su hija Victoria, Walsh publicó la Carta Abierta de un Escritor a la Dictadura Militar, considerada por muchos el documento periodístico más valioso de la Argentina. Al día siguiente, mientras repartía copias, fue emboscado y acribillado por un grupo de tareas de la dictadura. Walsh pasó así a integrar la lista de los 30.000 desaparecidos.

En una vida breve pero muy rica que combinó el periodismo con la militancia y la literatura con la criptografía, Rodolfo Walsh es un faro que al día de hoy ilumina a muchos de los que prentenden derrotar al terror, armados sólo con la verdad.

rodolfowalsh
Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close