Schwartzman dio el primer paso en Madrid