Santa Rosa: les vallaron la playa y los jóvenes se fueron a otra

La pretensión de dispersar a los cientos de jóvenes que hace tres días se instala, sin distanciamiento ni barbijo, en el balneario más céntrico de Santa Rosa de Calamuchita, prohibiéndoles la entrada, sólo consiguió el éxodo masivo de la manada. Como en procesión, los chicos y chicas migraron con sus conservadoras a cuestas a playa Soleada, otro sector del mismo río, a un puñado de minutos del balneario El Puchuqui. El jueves fue el primer día dónde el punto fue en el Balneario nombrado anteriormente, ayer la historia se repitió en el mismo lugar.

Hoy, ese balneario estaba vallado y con control policial en las entradas dónde había alguna que otra familia disfrutando del agua, pero los jóvenes mudaron de Playa y la fiesta continuó. Bomberos de Santa Rosa de Calamuchita en prevención.

Leer también: A pesar del anuncio del Gobierno, arrancó el paro del sector agropecuario