El debut de Sandleris: control de la base monetaria y dólar entre $34 y $44

Minutos después de que el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne comunicara los detalles del nuevo acuerdo con el FMI, el nuevo titular del Banco Central, Guido Sandleris, anunció desde Nueva York una batería de medidas que la entidad financiera aplicará con el "objetivo principal" de "reducir la inflación". Al iniciar su discurso, el flamante reemplazante de Caputo admitió "errores" de parte del Gobierno Nacional y señaló además a la "volatilidad financiera internacional" como responsables de "una aceleración de la inflación, una caída en la actividad económica, y una depreciación de la moneda”. "Fueron meses muy duros para todos”, resumió. Por eso, el presidente del BCRA anunció que se dejará de lado el régimen actual de metas de inflación, que "no dio los resultados esperados" y se pasará a un control de la cantidad de dinero en la economía: "La base monetaria crecerá 0% en términos nominales de acá a junio de 2019", adelantó.

Dólar. Con respecto a la depreciación del peso y la suba de la divisa norteamericana, Sandleris dijo que desde el BCRA decretarán una "zona de no intervención cambiaria entre 34 y 44 pesos" entre las que el dólar podrá flotar libremente, ajustándose diariamente hasta llegar a un "3% mensual". En este sentido, afirmó que desde el Banco Central "estamos cómodos con el nivel del tipo de cambio en la actualidad", cuya "depreciación" hará más competitiva al país pues "va a fomentar exportaciones argentinas" y "va a desalentar importaciones", por lo que "producir en Argentina se vuelve más atractivo", declaró.

Tasa de interés e inflación. Como se vigilará celosamente la emisión monetaria, el Banco Central no fijará las tasas de interés, por lo que "las LELIC fluctuarán diaramente" y desde la entidad, pagarán "la tasa de mercado". Ante la pregunta de una periodista sobre si sus políticas afectarán a la actividad económica, Sandleris reafirmó su compromiso de detener la inflación: "No volvemos a experimentar volatilidad nominal: genera incertidumbres, riesgos y es lo que más daña a la actividad económica".