Sanadores egipcios: la Justicia Federal se declaró competente en la causa

En caso de que la justicia de la provincia se niegue a ceder la competencia, deberá resolver la Cámara Federal de Apelaciones. El planteo lo habían realizado los defensores de cuatro de los imputados que aducen que es un caso de trata de personas.
En caso de que la justicia de la provincia se niegue a ceder la competencia, deberá resolver la Cámara Federal de Apelaciones. El planteo lo habían realizado los defensores de cuatro de los imputados que aducen que es un caso de trata de personas.

La causa conocida como de "los sanadores egipcios" que lleva adelante la Fiscalía de Cura Brochero, a cargo de Analía Gallarato, podría pasar a la Justicia Federal ya que se declaró competente, al hacer lugar al pedido de los defensores de cuatro de los imputados para que la investigación sea tratada como trata de personas.

El juez federal Miguel Hugo Vaca Narvaja dio la razón al planteamiento de los abogados y se declaró competente para continuar adelante con la investigación. De acuerdo a lo manifestado por Lucas de Olmos, letrado representante de una de las personas imputadas, el magistrado "hizo lugar al planteo" de las defensas y libró "oficio a la fiscalía de Cura Brochero para que se inhiba de seguir entendiendo en la misma".

Ahora, la justicia provincial deberá responder si hace lugar al oficio presentado por el juez federal y le envía todo lo actuado hasta el momento o si se opone a lo planteado por Vaca Narvaja. Si sucede esto último, lo que se entiende como "conflicto de competencia", será la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba la que resuelva la cuestión.

De momento, la investigación llevada adelante por la fiscalía de Cura Brochero queda suspendida hasta que se resuelva el pedido de la causa formulado por la justicia federal. Días atrás, Analía Gallaratto, había pedido la elevación a juicio de la causa, cuestión que de momento queda en suspenso.

De acuerdo a lo informado por el Ministerio Público Fiscal, "la investigación pudo develar el accionar de la organización delictiva dedicada a estafar a un gran número de damnificados a través de una modalidad defraudatoria consistente en el ofrecimiento y prestación de servicios de psicología sin cumplir los recaudos legales habilitantes para ello. Desde allí ejecutaban otros tipos de maniobras para obtener réditos económicos, tal como la coacción".

Cabe recordar que hasta el momento hay 12 imputados acusados de asociación ilícita, estafas reiteradas y ejercicio ilegal de la profesión de psicología. En la causa que investiga la fiscal de Cura Brochero están imputados el líder de la organización conocida como "Maestros Seshen", Álvaro Juan Aparicio Díaz, su esposa Laura Cannes, Elizabeth López, Liliana Dariomerlo, Verónica Floridia, Alejandra García, Flavia Stefanich, Maximiliano Isiksonas, Claudio Urtiaga, Cristina Marcial, Carolina Altamirano y Rosa Benavídez. El sindicado como cabecilla de la organización está imputado por abuso sexual reiterado.

Ocho de los damnificados denunciantes reclaman a través de sus representantes legales una reparación de 66 millones de pesos. "Perdieron todo y fueron estafados" por parte de las personas que conformaron la "asociación ilícita", señaló el abogado Tomás Aramayo.