Recordamos a algunas grandes mujeres de la historia argentina

Esteban "Tito" Dómina estuvo en Pato a la mañana, donde hizo un repaso por fuertes nombres que fueron parte de momentos claves en la consolidación de nuestro país.
Esteban "Tito" Dómina estuvo en Pato a la mañana, donde hizo un repaso por fuertes nombres que fueron parte de momentos claves en la consolidación de nuestro país.

Mujeres y madres que fueron clave en la consolidación de una Argentina que, año tras año, las recuerda con más frecuencia, cariño y honor, en la previa del Día de la Madre. El historiador Esteban "Tito" Dómina hizo un repaso en Pato a la Mañana por grandes nombres de féminas que con su labor fueron parte de importantes momentos de nuestra identidad, como el proceso independentista, la creación del himno nacional, el activismo por los derechos de la mujer y la lucha por la recuperación de los derechos humanos.

"Una madre muy conocida en la primeras horas de la patria fue Mariquita Sánchez de Thompson, quien no sólo prestó su casa para que se entonara por primera vez el himno nacional, sino que también fue una empoderada, muy bien plantada". Mariquita fue madre de 8 hijos, cinco con Martín Jacobo Thompson y luego otros tres con su segundo marido, Washington de Mendeville.

Durante la guerra de la Independencia recordamos a Juana Azurduy, una "guerrera que peleó en el Alto Perú, actual Bolivia, en los ejércitos del Norte. Acompañó las campañas de Manuel Belgrano junto a su esposo, Manuel Padilla. Trágicamente perdió a cuatro de sus cinco hijos durante las luchas independentistas".

De su mano, se recuerda a María Remedios del Valle, "La afrodescendiente que acompañó también a los ejércitos de Manuel Belgrano. Tal fue su heroísmo que Belgrano la nombró capitana. Ella también perdió no sólo a su marido sino a sus dos hijos varones. A ella le decían Madre de la Patria". Cabe recordar que cada 8 de noviembre se evoca el Día del Afrodescendiente Argentino en su memoria.

Tito Dómina repasa también las andanzas de otras madres de líderes patrios y su influencia en las decisiones políticas de épocas pasadas. Viniendo más a la historia reciente, Dómina destaca a las "más entrañables, que en 1977 pusieron en marcha ese grupo de madres abnegadas que reclamaban por el paradero de sus hijos ilegalmente detenidos o secuestrados. Las Madres de Plaza de Mayo merecen todo el respeto y el mérito por haber desafiado a esa feroz dictadura a partir de 1977 en las rondas y reclamos para esclarecer el destino de sus hijos".

Mirá la nota completa: