Reconocen pertenencias de la mujer china desaparecida

Zhening Ma, el hijo de Zhong Qin Sun, reconoció que era de su madre el sweater que llevaba puesto el cadáver hallado este fin de semana en un arroyo cercano al aeropuerto internacional.

A pesar de esa identificación, la justicia no pudo confirmar que se trata de ella por el avanzado estado de descomposición del cuerpo, y los resultados de los estudios de ADN estarían listos dentro de dos semanas.

Sun Zhong Qin llegó a Ezeiza el viernes 19 de enero, en un vuelo procedente de Shangai. Según se pudo comprobar en las cámaras de seguridad, estuvo más de tres horas en la cinta de recogida de equipajes, desde donde se dirigió a un establecimiento del aeropuerto y permaneció hasta las 4.30 de la mañana. Allí salió de las instalaciones y no se volvieron a tener noticias de ella.