Recomendaciones para conducir con temperaturas bajas

El municipio sugiere a los vecinos y a los conductores en particular, seguir estas recomendaciones para evitar accidentes en la vía pública.

  • El hielo sobre la calzada generalmente no se ve; es decir, se percibe a simple vista como una superficie mojada y constituye un peligro latente que debe tenerse muy en cuenta. Por este motivo conviene recordar que la presencia de hielo en las calles afecta severamente la adherencia del neumático a la carpeta asfáltica, se torna peligrosa la conducción, en especial a motociclistas, por lo que se recomienda transitar con suma precaución evitando zonas con presencia de agua en calzada.
  • En caso de atravesar zonas heladas es importante reducir la velocidad en puentes, zonas de sombra y en proximidades de arroyos donde puede haber hielo; pisar el freno con mucha suavidad para evitar el bloqueo de las ruedas (si el automóvil cuenta con ABS hay que pisar el pedal de freno a fondo).
  • Cuando se pierde el control del vehículo, no hay que frenar, hay que levantar suavemente el pie del acelerador e intentar controlar el vehículo usando el volante; en las zonas más heladas.
  • Con piso resbaladizo producto del hielo, el conductor debe aumentar la distancia entre uno u otro vehículo, ya que la distancia de frenado, se incrementa hasta 10 veces con un pavimento escarchado por la falta de adherencia.

Desde el municipio se implementaron operativos de arrojo de sal gruesa en las arterias y zonas donde habitualmente se concentra el hielo, como mecanismos paliativo, acompañado por la responsabilidad y prevención de los conductores. Estas actividades se producen cuando se constatan temperaturas bajo 0.

Resultado de imagen para calles con escarcha

Acciones preventivas sugeridas:

  • Verificar buen funcionamiento del limpiaparabrisas, pastillas de freno, correas y mangueras del vehículo.
  • Verificar que los neumáticos del rodado estén en buen estado e inflados adecuadamente.
  • Eliminar el hielo o escarcha de vidrios, espejos y luces.
  • El estanque donde se almacena el agua para el limpiaparabrisas, en época invernal debe incluir además de agua, un tercio de líquido anticongelante o alcohol, lo que permitirá que el agua no se congele y pueda limpiar el parabrisas.
  • Para desempañar los vidrios internamente del vehículo, utilice la ventilación forzada, nunca el aire acondicionado caliente. Esto para evitar cambio de temperatura y trizaduras.
  • Recuerde que la vida útil de una batería es 24 meses, y que durante el invierno, puede presentar problemas de arranque.