Ramona Bustamante, la campesina luchadora, falleció a los 95 años

La mujer fue representante de la lucha por los derechos a la propiedad y a la vida digna, y murió sin la protección del Estado.
La mujer fue representante de la lucha por los derechos a la propiedad y a la vida digna, y murió sin la protección del Estado.

A la edad de 95 años, Ramona Bustamante falleció tras una vida entera de lucha por su campo. La mujer labró y vivió de la tierra toda su vida, y por más de veinte años la justicia y los empresarios intentaron quitarle su terreno.

En la madrugada de este viernes dejó de existir la mujer que se convirtió en el símbolo de la lucha por el derecho a la tierra y la vida digna. Vivió toda su vida en el paraje Las Maravillas, a casi 20 km de Sebastián Elcano. Tres veces intentaron desalojarla (dos veces con éxito) para entregarle las tierras a los empresarios agropecuarios de Oncativo Edgardo y Juan Carlos Scaramuzza, que quieren poseer esas 150 hectáreas. 

Lograron llegar a su casa con topadoras y derribar la humilde vivienda que había construido con su hijo Orlando para vivir. Las órdenes de desalojo fueron emitidas por la jueza Emma Del Valle Mercado. Ahora, Orlando es quien debe lidiar con los fallos judiciales que buscan apropiarse de su espacio, 150 hectáreas heredadas.

Ramona permanecerá en la memoria de la lucha colectiva como una representante de la lucha campesina. "Tenemos hecha una vida aquí, y aquí nos quedamos. A los empresarios les diría que son unos sin vergüenza" supo manifestar Ramona en las entrevistas brindadas a los medios.

Ramona resistió hasta el final la embestida de los productores agropecuarios Edgardo y Juan Carlos Scaramuzza, que apetecen las 150 hectáreas habitadas por la familia Bustamante. En las redes sociales se manifestaron sentidas despedidas por referentes políticos, sociales y de Derechos Humanos dan cuenta de su lucha y ejemplo. También el Movimiento Campesino de Córdoba, que la acompañó siempre.

Foto: La Poderosa