Prohibieron a Anita Álvarez competir en el Mundial de natación luego del desmayo que sufrió

El equipo norteamericano informó que seguirá la competencia sin la atleta.
El equipo norteamericano informó que seguirá la competencia sin la atleta.

Luego del desmayo que sufrió Anita Álvarez en el Mundial de Natación que se celebra en Budapest y cuyas imágenes recorrieron el mundo, este viernes la norteamericana intentó retornar a la competencia pero la organización se lo prohibió.

El pasado jueves la atleta perdió el conocimiento mientras realizaba una rutina debajo del agua y en medio de la conmoción que generó lo sucedido fue su entrenadora Andrea Fuentes quien se lanzó inmediatamente al agua para salvarle la vida.

Pese a lo acontecido, los informes indicaban que Álvarez iba a estar en las piletas de la Isla Margarita -Budapest, Hungría- para volver a competir tras el visto bueno de los médicos de la delegación de su país.

"Descansé mucho, toda la noche y todo el día. Siento mi cuerpo totalmente normal. Es algo que ya me ha ocurrido. Descansas y al día siguiente vuelves al agua. Tienes que hacerlo así para no cargar tu cabeza de miedo. Los médicos me han revisado. Siento que mi cuerpo puede gestionarlo y está todo en mi mente", comentó la atleta a un diario de España.

En el mismo sentido agregó: "quiero terminar esta competición, que ha sido la mejor que hemos tenido en Estados Unidos en mucho tiempo. No quiero faltar al compromiso con mi equipo en la final del libre. Quiero acabar estos campeonatos con la cabeza alta. Quiero que mis compañeras sientan que pueden confiar en mí y esto nos haga más fuertes".

Pese a las ganas de Álvarez por dar vuelta rápidamente la página de una magra jornada, minutos antes del inicio de esa disciplina la organización le puso un freno al no autorizar a la joven de 25 años a competir de la misma.