Por los incendios, declaran el estado de emergencia agropecuaria en Corrientes

La decisión alcanza a los productores agropecuarios afectados por sequía e incendios en esa provincia, que tendrán beneficios impositivos por parte del Estado nacional.
La decisión alcanza a los productores agropecuarios afectados por sequía e incendios en esa provincia, que tendrán beneficios impositivos por parte del Estado nacional.

El Gobierno declaró oficialmente el estado de emergencia y/o desastre agropecuario en Corrientes, a raíz de los incendios y las sequías que afectaron a esa provincia.

La medida se extiende desde el primero de enero hasta el primero de julio de este año, según la Resolución 36/2022 del Ministerio de Agricultura, publicada en el Boletín Oficial. Según lo dispuesto, el beneficio alcanza a aquellas explotaciones agropecuarias afectadas por sequias y/o incendios en todo el territorio provincial.

El primero de julio próximo es la fecha de finalización del ciclo productivo para las explotaciones agropecuarias afectadas, y los productores alcanzados por esta decisión deberán presentar certificado extendido por la autoridad competente de la provincia, en el que conste que sus predios o explotaciones se encuentran comprendidos en los casos previstos.

Por su parte, las instituciones bancarias nacionales, oficiales o mixtas y la AFIP arbitrarán los medios necesarios para que los productores gocen de los beneficios previstos en la Ley N° 26.509 de emergencia agropecuaria.

El Ministerio de Agricultura señaló que la provincia de Corrientes presentó para su tratamiento el Decreto Provincial Nº 200 del 7 de febrero de 2022, a los efectos de la aplicación de la Ley Nº 26.509, que declaró el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, por el término de seis meses.

Ese plazo puede ser prorrogado por otros seis meses -dependiendo de las condiciones climáticas que se manifiesten en adelante- por la situación de sequía e incendios en todo territorio provincial y para la totalidad de las explotaciones productivas.

Esto es a raíz del "prolongado evento critico climático de sequía que atraviesa la provincia, seguido de numerosos focos de incendios ocurridos durante diciembre de 2021 y enero de 2022, que conlleva graves y elevadas pérdidas productivas y económicas, en establecimientos agropecuarios en la provincia", según el organismo.

Fuente: NA