Polo Obrero: protesta de organizaciones sociales

Este miércoles la agrupación social Polo Obrero de Córdoba se presentó en las puertas del Ministerio de Desarrollo de la Nación para reclamar por bolsones y ayuda en los barrio vulnerables. Por su parte, la policía llegó mediante un fuerte operativo para evitar detener a los manifestantes.

“Hace 45 días no llega ni un kilo  de alimento para los comedores. Vienen a plantear que no podemos desarrollar esta acción y por otro lado hay 80 industrias que van a empezar a trabajar”, dijo Emanuel Berardo, dirigente social. Mientras tanto, desde la Justica afirman que sólo hubo una intimación a los manifestaciones y que se les labro un acta. Desde la fiscalía general afirmaron que no descartan que los manifestantes sean imputados por el delito de “violación de la cuarentena”.

Días atrás, durante el feriado del viernes 1 de Mayo, el Polo Obrero ya se había concentrado en la plazoleta frente al Obelisco porteño para llamar la atención sobre la deteriorada situación social y económica en los barrios. “Con hambre no hay cuarentena”, es la consigna de la organización que integra el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT).

“Crece la pandemia y los contagios empiezan a avanzar por los barrios más humildes (...). El IFE, único subsidio que el Gobierno lanzó allá en el lejano 23 de marzo, ha dejado a más de 4 millones de trabajadores sin ingresos y una gran cantidad de beneficiarios lo cobrará recién en junio”, señala la convocatoria. “Vamos a movilizarnos, defendiendo la cuarentena, por eso lo haremos respetando el distanciamiento social y con barbijos”, completó.

El juez Daniel Rafecas estaba aguardando el resultado de esa reunión entre los manifestantes y el Ministerio de Desarrollo Social antes de tomar una definición legal. Usualmente, las personas que infringen la cuarentena son denunciadas penalmente por infringir el artículo 205 del Código Penal, que establece una pena de seis meses a dos años de prisión por incumplir las medidas que toman las autoridades “para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

Desde el Polo Obrero ratificaron la decisión de “movilizarse en forma escalonada” y profundizar las acciones de protesta en los próximos días, en caso que las demandas no sean atendidas por el Gobierno nacional. Tras la realización de la manifestación pública, varios médicos expresaron su desacuerdo con la decisión adoptada por las organizaciones sociales. “Me preocupa que haya tanta gente en un lugar. Estoy viendo las imágenes, algunos respetan el distanciamiento y otros no. Más allá de la legitimidad de la protesta como un reclamo por el agua. Me parece muy peligroso. De ningún modo estas cosas pueden estar sucediendo en el marco de una pandemia”, sostuvo la infectóloga Florencia Cahn.

"Estamos trabajando para que la gente mantenga distancia social, y esto va en contra de la distancia social. Es una forma de exponerse al virus. Todo conglomerado de gente implica transmisión de virus, la distancia nunca es perfecta. No puedo estar de acuerdo desde el punto de vista médica. Desde lo médico es una pésima idea”, agregó el médico infectólogo Martín Stryjewski, en diálogo con el canal TN.