Piden una nueva investigación en la causa Basaldúa

La familia de la mochilera, asesinada en Capilla del Monte, insiste en que se debe llegar a los verdaderos responsables del femicidio.
La familia de la mochilera, asesinada en Capilla del Monte, insiste en que se debe llegar a los verdaderos responsables del femicidio.

En la investigación por el femicidio de Cecilia Basaldúa, la querella reafirmó la necesidad de “una nueva investigación que conduzca a los verdaderos responsables del crimen” e insistió en que Lucas Bustos, el único detenido, “es un perejil”. La mujer de 35 años fue abusada sexualmente y asesinada mediante asfixia en Capilla del Monte, en abril del año pasado.

A un año del crimen, la causa fue elevada a juicio, aún sin fecha, y de acuerdo a las manifestaciones de la abogada Daniela Pavón, una de las dos partes querellantes en el proceso, “de la investigación surge que no hay elementos suficientes que nos indique que Lucas Bustos es responsable” del femicidio, al referirse al albañil de 24 años acusado por el hecho.

Bustos está acusado por los delitos de "abuso sexual con acceso carnal, homicidio doblemente calificado por violencia de género y criminis causa", que contempla condena de prisión perpetua.

La letrada manifestó a Télam que se va a reunir con la Fiscalía de la Cámara del Crimen de Cruz del Eje, que tendrá a cargo la acusación en el proceso de enjuiciamiento para comunicar que, junto a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación que es también querellante, tomaron la decisión de “no acusar” a Bustos y pedir que se devuelvan las actuaciones a la fiscalía que corresponda para una nueva investigación.

“No podemos sostener una acusación que no cuenta con los elementos pruebas que se requiere en un proceso acusatorio”, aseveró Pavón.

Asimismo, dijo que siempre han "cuestionado la línea investigativa” que llevó la fiscal Paula Kelm y que “hay serias sospechas de encubrimiento sobre la actuación policial y otras responsabilidades que tendrían vinculaciones con una red de trata de personas con fines sexuales y el narcotráfico”.

Fuente: Télam