Pastore: “Nunca tuve la mentalidad de ser el número uno”