El Papa se reúne con el supuesto autor de la “limpieza étnica” contra los rohinyás

El jefe del Ejército birmano explicó al pontífice que el deseo de los militares es que haya paz y tranquilidad.

La campaña militar, que comenzó a finales de agosto y que el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU calificó de "limpieza étnica de manual", ha causado la huida de más de 620.000 rohinyás desde Rakáin hacia el vecino Bangladesh.

El jefe del Ejercito aseguró que afirmó ante el Papa que "no existe ninguna discriminación entre los grupos étnicos del país"