Padres autoconvocados piden el retorno a las aulas

Un grupo se padres autoconvocados reclaman desde las 14 horas frente a la Legislatura provincial por el retorno de las clases presenciales en todos los niveles educativos. Los chicos con posibilidad de acceso a internet se encuentran desde mediados de marzo recibiendo clases online.

Se busca hacer pública la propuesta de los padres y madres que quieren abrir una mesa de trabajo en plan de poner en funcionamiento nuevamente las escuelas. "por los niños y adolescentes, que no tienen gremios, no tienen abogados pero sí tienen padres", expresó una de las protestantes.

Sobre el reclamo, una de las convocantes expresó que "está ampliamente demostrado que no es lo mismo la educación virtual que la educación presencial, lo dice la Sociedad Argentina de Pediatría", le dijo a El Doce.

"Abrir las escuelas hoy en Córdoba es una decisión política, que no sabemos por qué no se está tomando", reclamó a la vez que propuso: "ponemos a disposición al grupo de padres, a docentes y a toda la comunidad educativa para trabajar en los protocolos y armar un plan para que los chicos finalmente vuelvan a clases".

Además, apuntó a la responsabilidad de quienes se encargan de creara los protocolos y planes de acción en medio de la pandemia. Se estimó que el retorno a las aulas debe ser en “en forma escalonada, gradual, no somos gente especializada pero hay personas especializadas para armar los protocolos y queremos que se arme un plan en ese sentido… lo está haciendo el resto del mundo y lo están haciendo en algunas provincias del país", aseguró.

Por otra parte, aludió a los distintos anuncios que fue realizando el ministro de Educación, Walter Grahovac: "no podemos esperar hasta que salga una vacuna, la incertidumbre ha sido muy grande durante todo el año: primero se dijo que se iba a volver en julio, después en septiembre y ahora lo que se dice es que en marzo no van a volver a empezar y los chicos necesitan estar con sus docentes, con sus pares", sentenció.

Leer más: Sadop reclamó clases presenciales en escuelas “saludables y seguras”