Ordenaron la liberación de dos imputados en la causa de las estafas de Zoe

Son dos personas acusadas por encubrimiento y por falso testimonio. Fue por orden de la fiscal de Villa María Juliana Companys.
Son dos personas acusadas por encubrimiento y por falso testimonio. Fue por orden de la fiscal de Villa María Juliana Companys.

Este sábado se ordenó la liberación de dos personas imputadas en la causa que investiga las estafas de la financiera Zoe, en la cual su principal líder, Leonardo Cositorto. Se trata de un policía federal, Guillermo Ardiles, que está acusado de encubrimiento. La otra es Eugenia Garaffini, quien está apuntada por dar falso testimonio.

La orden fue emitida por la fiscal de Villa María, Juliana Companys, quien consideró que ninguno de los mencionados está acusado por el delito principal, por lo que no ameritaba mantenerlos apresados.

En el medio El Diario el abogado del policía Ardiles, Alfonso Martín, indicó que en la declaración indagatoria realizada ayer, el imputado negó los hechos y se abstuvo de declarar. “Ahora que ya se levantó el secreto de sumario, voy a pedir copia del expediente, así que lo que se viene es acceder a la prueba y acompañar algunas cuestiones que tengo a mi disposición, que acreditan que el delito que se le imputa a mi defendido no ocurrió”, dijo. 

En tanto, Teodora Perazzi y Adrián Brochero, defensores de Eugenia Garaffini, dijeron que "fue un malentendido". "Ella fue citada como testigo y al declarar, hubo cuestiones que se pusieron en duda y por eso quedó imputada por falso testimonio”, indicaron al mismo medio. 

Señalaron también que “Eugenia invirtió dinero en Zoe y en ese sentido, también va a tratar de recuperar los fondos”. Con ellos dos, ya son cuatro los que recuperaron la libertad, dado que se suma a Juliana Bolea, la mujer policía defendida por Javier Marcos, y Natalia Noriega, otra uniformada representada también por Perazzi y Brochero.

Leer más: Generación Zoe: detuvieron a Maximiliano Batista