ONU pidió metas más ambiciosas para frenar el calentamiento global

El Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente advirtió que para dejar el calentamiento por debajo del +2 ºC (+1,5 ºC, sería lo ideal) con respecto a la era preindustrial habría que reducir siete veces las emisiones de gases de efecto invernadero.
El Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente advirtió que para dejar el calentamiento por debajo del +2 ºC (+1,5 ºC, sería lo ideal) con respecto a la era preindustrial habría que reducir siete veces las emisiones de gases de efecto invernadero.

La ONU alertó este martes que las metas de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que los países tienen previsto presentar la semana próxima en la conferencia del clima COP26 de Naciones Unidas deberían ser siete veces mayores para limitar el calentamiento global al nivel ideal de 1,5°C.

Así lo advirtió un informe publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (Pnuma), que detalló que pese a los nuevos compromisos registrados al 30 de septiembre por más de 120 países, "es importante" la diferencia entre lo que se necesita para respetar el Acuerdo de París y dejar el calentamiento por debajo del +2 ºC (+1,5 ºC, sería lo ideal) con respecto a la era preindustrial.

Esta reducción debería ser "cuatro veces mayor para ser compatible con +2 ºC y siete veces mayor para estar en el +1,5 ºC.", explicó Anne Ohloff, una de las autoras del informe.

"Hubo progresos (...) pero estamos muy lejos de lo que necesitamos", añadió, antes de la COP26 que comienza la semana próxima en el Reino Unido, en la ciudad escocesa de Glasglow, informó la agencia de noticias AFP.

"Tenemos ocho años para reducir casi a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero y tener una posibilidad de limitar el calentamiento global a +1,5 °C. Ocho años para poner en marcha planes, llevar a cabo las políticas, ejecutarlas, y finalmente lograr los recortes. El tic tac del reloj suena con fuerza", afirmó en el informe Inger Andersen, directora ejecutiva del Pnuma.

Una de las claves de acción para reducir las emisiones pasa por acabar con el uso de las energías fósiles, especialmente contaminantes. Sin embargo, otro informe del Pnuma, publicado la semana pasada, mostró que las previsiones mundiales de producción de carbón, petróleo y gas eran más de dos veces superiores a las compatibles con el objetivo de +1,5 ºC.