ONU: “El mundo puede ser más autoritario y desigual después del coronavirus”

"Me preocupa profundamente la adopción por parte de algunos países de poderes ilimitados de emergencia, no sujetos a revisión", señaló la Alta Comisionada de la U para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. La ex presidenta chilena agregó que en algunos casos "la epidemia se está usando para justificar cambios represivos de la legislación convencional, que seguirán en vigor mucho después del final de esta emergencia".

Bachelet evitó dar ejemplos concretos aunque el foco parece estar puesto en países como Hungría, India, Filipinas o Polonia, donde las medidas de control de la población han sido más extremas. En Hungría el Parlamento dio poderes al primer ministro, Viktor Orban, para que gobierne e incluso legisle por decreto bajo un estado de emergencia de duración indeterminada. En India, los ciudadanos deben usar una aplicación de geolocalización que permite al gobierno comprobar que cumplen con la cuarentena.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por su parte, apuntó directamente contra el gobierno de Nicaragua.