Oliveri sobre la iglesia y el aborto: "Nadie se puede sorprender"

En las últimas horas trascendió que próximamente, el presidente Alberto Fernández abriría nuevamente el debate por la despenalización del aborto, mandando al Congreso el proyecto.

Al respecto, representantes del culto católico se manifestaron en contra de esta decisión, y aseguraron que el momento "es inadecuado" por estar actualmente en medio de una pandemia. Afirmaron que la situación de la salud pública "hace insostenible e inoportuno cualquier intento de presentar y discutir".

En contrapartida se manifestó el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, quien consideró que "nadie se puede sorprender" con el proyecto de legalización del aborto que el Gobierno presentará próximamente en el Congreso nacional y afirmó que el Ejecutivo no está "escondiendo nada debajo del poncho y eso facilita el diálogo. La idea no es romper ni cortar los puentes".

En ese marco, el funcionario sostuvo que el presidente Alberto Fernández "nunca ocultó su posición" y agregó: "Es más en todas las reuniones (con la Iglesia) el tema lo sacó siempre él, dijo que tenía un compromiso y una posición respecto del tema del aborto. Así que nadie se puede sorprender". "Evidentemente el Presidente va a cumplir con lo que prometió y con lo que cree", sostuvo el funcionario.

Por otro lado, Oliveri reveló que el Presidente "al primero que llamó cuando cerró el acuerdo por la deuda fue al Papa" y contó que "hubo una presión silenciosa que ejerció Francisco con la titular del Fondo (Kristalina Georgieva), a quien recibió en Santa Marta; fue de la manera que puede presionar un religioso, pero lo hizo".