Olave: «Somos exigentes porque es la manera de crecer»