No quedan focos activos de incendios y se mantiene la guardia de cenizas

Continúa el alerta extremo por incendios forestales en todo el territorio provincial.
Continúa el alerta extremo por incendios forestales en todo el territorio provincial.

Luego de dos días de intensos incendios forestales en localidades cordobesas de los valles de Calamuchita y Paravachasca, que arrasaron con al menos 80 cabañas, entre otros daños, esta mañana comenzó a lloviznar en la zona. Ya no quedan focos activos en la región, no obstante se mantienen guardias de cenizas, segúninformaron fuentes oficiales.

El coordinador Regional de Bomberos Voluntarios, Lucas Reyes, manifestó esta mañana a los medios locales que “no quedan focos activos hoy" y que se encontraban con "guardia de cenizas para evitar que se reactive el fuego”. Asimismo, advirtió que “el riesgo de incendios sigue siendo extremo”, por lo tanto todos los cuarteles de bomberos de la región están en “alerta permanente”.

El origen del fuego se registró el pasado miércoles en Potrero de Garay, y luego se fue extendiendo hacia San Clemente, Intiyaco y Athos Pampa. En su recorrido serrano, el incendio arrasó con más de 50 cabañas del complejo conocido como Potrerillo Pueblo de Montaña, y otra veintena de los alrededores, en su mayoría de maderas y ubicadas en terrenos rodeados de pinares y otros árboles de gran altura.

Las llamas también alcanzaron a animales silvestres y de granjas, en tanto hasta el momento no se notificaron víctimas humanas.

Al respecto, el Gobierno provincial activó el Fondo Permanente para Atención de Situaciones de Desastre para afrontar todos los daños materiales y ambientales que dejó como saldo el siniestro, además de asistir a los damnificados.