"No podemos mantener un encierro eterno"

El presidente Alberto Fernández aclaró hoy que "no hubo conflicto" con los gobiernos de la ciudad y provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe en torno a las salidas recreativas que autorizó el Ejecutivo nacional y que sus autoridades locales optan por no permitirlo.

"No hubo tal conflicto", respondió el Presidente al referir que "el decreto prevé que las condiciones de salida las fijaba cada provincia según su situación epidemiológica".

En diálogo con radio Con Vos, Fernández explicó que "el comunicado que sacaron los gobernadores lo hablaron antes conmigo y les dije que me parecía bien que lo hicieran si sentían que no podían controlar el tema".

En ese sentido, el Presidente indicó que "entendemos que hay más de 70% de la geografía argentina que no está corriendo riesgo de contagiarse" y que, por lo tanto, "había que flexibilizar un poquito esa cuarentena".

La Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe anunciaron ayer que el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus sigue vigente "sin modificaciones" y que no autorizaron las salidas de esparcimiento en la nueva etapa de la cuarentena.

El Gobierno prorrogó la cuarentena hasta el próximo 10 de mayo y habilitó las salidas breves facultando a las jurisdicciones a establecer el otorgamiento de los permisos.

El artículo 8 del DNU publicado ayer dice que "las personas que deben cumplir la cuarentena podrán realizar una breve salida de esparcimiento (...) sin alejarse más de 500 metros de su residencia, con una duración máxima de 60 minutos".