Murió Marta Fort, la mamá de Ricardo

La cantante lírica tenía 86 años y varios problemas de salud. Se hizo conocida a raíz del boom mediático que tuvo su hijo.
La cantante lírica tenía 86 años y varios problemas de salud. Se hizo conocida a raíz del boom mediático que tuvo su hijo.

A los 86 años, murió Marta Campa de Fort, cantante lírica y madre del mediático Ricardo Fort. Hace años que tenía varios problemas de salud y estaba internada en la Clínica Basilea como parte de su rehabilitación.

Marta era una apasionada por la música clásica. Se casó con el empresario chocolatero Carlos Fort y con él tuvo tres hijos: Eduardo, Jorge y Ricardo. Y aunque "El Comandante" era señalado como la oveja negra de su familia, su mamá fue siempre su gran apoyo y una de las tantas personas que lo animó a hacer sus primeras apariciones en los medios para que cumpliera su sueño de ser famoso.

Así fue como Campa acompañó a su hijo en cada proyecto que hizo, desde sus participaciones en "ShowMatch" y distintos programas de espectáculos, como sus obras de teatro y "Fort Night Show", el ciclo que tenía en América TV. También participó en su reality show y protagonizó uno de los momentos más recordados por los fanáticos del cantante, cuando provocó un corte de luz en la casa de Ricardo.

Desde la muerte Ricky, en noviembre de 2013, Marta mantuvo una relación estrecha con Martita y Felipe, sus nietos, quienes quedaron al cuidado de Gustavo Martínez. "Yo no voy a tener la tenencia porque como abuela soy un desastre y ahora no tengo la capacidad para criar a los chicos. Sí, voy a estar cerca de ellos", contó públicamente. Y señaló que su hijo fue "lo más hermoso de su vida" y que nunca había sido comprendido por el resto de la familia, por su excéntrico estilo de vida y por su sexualidad.

En 2019, la cantante comenzó a presentar distintos problemas de salud. Primero tuvo que ser hospitalizada por una trombosis pulmonar y pasó tres semanas en coma farmacológico en el Hospital Italiano. También sufrió un accidente cerebro vascular y por su estado delicado, no puedo estar presente en la fiesta de quince de Martita. Desde entonces, quedó internada en un centro de rehabilitación, pero cada tanto visitaba la fábrica de chocolates ubicada en Almagro que quedó a cargo de sus hijos.