Murió asfixiado por las nalgas de su esposa

La mujer fue condenada por homicidio por negligencia, pero ahora la justicia de Rusia busca agravar la pena.
La mujer fue condenada por homicidio por negligencia, pero ahora la justicia de Rusia busca agravar la pena.

Una mujer asfixió a su esposo al sentarse encima durante una discusión en la que ella esperaba que él se disculpara. El hecho ocurrió en Rusia. La hija del hombre vio a su padre inmovilizado boca abajo en la cama y corrió a buscar ayuda de los vecinos en Novokuznetsk, según informaron medios locales.

Más tarde Tatyana contó que quería "calmarlo" después de que la pareja había estado bebiendo. Cuando llegó la ambulancia al lugar, el hombre ya estaba muerto. La autopsia reveló que falleció a causa de "asfixia por bloqueo del sistema respiratorio".

Las primeras investigaciones indican que el marido de Tatyana quedó boca abajo con la cara encajada en el colchón, con su esposa sentada sobre su cuello, "usando sus piernas para que no pudiera levantarlo". En un primer juicio, se retiró un cargo de asesinato y Tatyana fue condenada de homicidio por negligencia, sin intención de matarlo, se informó.

Fue sentenciada a 18 meses de trabajo correctivo y se le ordenó pagar casi 3000 dólares por "daños morales".

De acuerdo con lo informado por el Comité de Investigación la detenida supuestamente se había enojado "después de beber mucho y en el momento que su marido se acostó en la cama, enterrando su rostro en el colchón, ella se sentó en su cuello, mientras sostenía su cabeza con sus piernas para que él no pudiera levantarla".

Luego de que dejó de dar señales de vida, la imputada, al darse cuenta que el hombre no reaccionaba, lo sacudió y le gritó para que se despertara. Ya era tarde, había muerto asfixiado.