Mestre: "Nos animamos a los que otros no se animaron"

Ramón Mestre, a punto de cumplir 7 años de gestión, realiza un balance de su trabajo. En un momento complicado de la economía argentina, el mandatario hizo alusión a los principales problemas a los que debió enfrentar su gobernación y a los que deberá enfrentarse.

"Hay una situación bastante compleja en términos institucionales de lo que está sucediendo en el país, esto pone las expectativas en otro lugar de lo que todos imaginábamos", dijo el intendente y agregó "esto significa una coyuntura actual y futura que puede ser compleja".

Nuevamente, hizo referencia a la situación municipal: "hemos hecho un esfuerzo muy grande ordenando las finanzas municipales bajando la cantidad de empleados". "Asumimos con 14.300 empelados, hoy tenemos 2000 empleados menos", sentenció.

Sobre las obras en las ciudad, Mestre argumentó su gestión con por lo menos "1650 frentes de obra" que se traducen en "600 obras" concretas. Estas iniciativas de infraestructura, según el mandatario, fueron gracias a la reducción del personal municipal y el achique del gasto público.

"En materia de servicios nos animamos a los que otros no se animaron a llevar adelante la transformaciones y a llevar adelante la licitación en materia de transporte". 

Sobre la basura y la recolección de residuos

"Vamos a poner en marcha en las próximas semanas el nuevo sistema que va a ser mejor que va a brindar más servicios, que va a tener más controles" señaló Mestre que a su vez contó que las unidades van a contar "con un sistema georeferenciado para saber donde están los camiones y si efectivamente hicieron todas y cada una de las rutas".

A su vez, se dirigió a los vecinos porque a "la ciudad la construimos entre todos" y ejemplificó diciendo que los ciudadanos sacan la basura en días feriados o en horarios en los que no pasan a recolectarla.

Sobre los basurales a cielo abierto en distintas partes de la ciudad, Mestre hizo hincapié en que están trabajando en ello pero apuntó contra la Provincia: "el poder represivo y la prevención de la Policía está en manos del ministro y del gobernador". Al mismo tiempo indicó "acá parece ser que explotan bombas todos los días en materia de seguridad y el ministro muy de vez en cuando".

Sobre transporte

El intendente habló también de los problemas del transporte y dijo que le toca "llevar adelante la gestión con tres gremios que son muy complejos". Para argumentar esta postura, recordó que hubo "45 paros de transporte en casi 7 años y que algunos duraron 10 días". "Todo el tiempo se está tratando de poner límites y se está tratando que se lleven adelante acciones que permitan brindar servicios como corresponden", señaló.

"Hoy hay 890 colectivos que salen y que llegan" indicó el funcionario que al mismo tiempo explicó que con respecto a las dificultades con la frecuencia "estamos en el marco de una reparación histórica, hay obras por todos lados, eso también congestiona".

En este punto, el intendente volvió a referirse a los vecinos al decir que "todos deben poner su granito de arena" y apuntó contra los ciudadanos que congestionan el tránsito al estacionarse en doble fila, por ejemplo.

Contra la Provincia

Mestre se mostró firme en contra del gobierno de Juan Schiaretti por la coparticipación a los municipios. "El gobierno federal le ha dado recursos de manera extraordinaria al gobierno de la provincia" y volvió a denunciar la falta de recursos que se brindan a las ciudades.

"Tenemos una provincia cara, tenemos una presión fiscal que es el 67% más cara que la provincia de santa fe, el 13% más cara que la provincia de buenos aires" indicó. También apuntó contra Epec: "tenemos una empresa absolutamente deficitaria y que brinda un pésimo servicio".

"Cuando vos gobernás 20 años hay dominación, y cuando hay dominación pasan cosas como las que están pasando en materia de seguridad".

Por último, Mestre habló de su posible candidatura para ser gobernador de Córdoba: "todos somos cofundadores de Cambiemos y todos tenemos las mismas posibilidades y oportunidades". También dejó entrever que no se necesitaría que Macri señale quien será el que encabece al interbloque en las elecciones 2019.