Mendoza: una patota de rugbiers atacó a un adolescente

Por lo menos cuatro deportistas del Liceo Rugby Club le provocaron heridas a un adolescente de 16 que salió en defensa de otro amigo. Fue en una fiesta de 15 años.
Por lo menos cuatro deportistas del Liceo Rugby Club le provocaron heridas a un adolescente de 16 que salió en defensa de otro amigo. Fue en una fiesta de 15 años.

Este fin de semana la ciudad de Luján de Cuyo (Mendoza) fue testigo de otra paliza propiciada por un grupo de rugbiers a un joven. Se trata de cuatro deportistas de entre 19 y 20 años que golpearon a un adolescente de 16 que salió en defensa de otro chico que estaba siendo intimidado.

Todo se dio en medio de una fiesta de 15, y tanto la víctima como los victimarios se conocen porque practican el deporte en el Liceo Rugby Club. Al parecer, y según el relato de los testigos, los atacantes estaban hostigando a otro joven, a lo que el adolescente que fue agredido salió en defensa de éste. "Eh... no ves que es más chico... ¿cuánto pesás?" sería lo que les dijo, suficiente para que los cuatro mayores de edad decidan golpearlo repetidas veces en el rostro. Además, le provocaron por lo menos ocho fracturas en diferentes partes del cuerpo, y un ojo está muy comprometido.

El adolescente fue trasladado a la Clínica de Cuyo y será sometido a una cirugía cuando arriben a Mendoza los insumos necesarios. Podría perder un ojo.

Mientras tanto, dos de los agresores fueron identificados como Lucas Biglieri y Nahuel Garrido. El primero es sobrino del abogado penalista Marcelo Biglieri, muy conocido en el foro local y ex presidente de Liceo Rugby Club. Los otros dos adultos que golpearon al chico también están íntimamente relacionados con autoridades del club.

La denuncia fue radicada por la familia de la víctima por lesiones gravísimas. Este martes funcionarios de la fiscalía irán a la clínica para ver en qué estado se encuentra el adolescente golpeado, y ver si hay que hacer algún ajuste en la calificación penal del ataque. Los testigos que declararán hoy son todos menores de edad, y deben asistir acompañados por sus padres. La ronda de declaraciones va a seguir mañana. Luego, se determinarán culpas, imputaciones y detenciones.

Con información de: Mendoza Post | Minuto Uno