Maradona: pedirán que el caso se trate como abandonó de persona

El informe de la junta médica que responsabilizó por la muerte de Diego Armando Maradona al equipo médico tratante se incorporó este lunes de manera formal al expediente y uno de los abogados querellantes anunció que, a partir de sus conclusiones, pedirá el cambio de carátula a “abandono de persona y homicidio con dolo eventual”.

Además de contar con la firma de los 11 peritos oficiales, el dictamen obtuvo la conformidad de la mayoría de los de parte, salvo los de las defensas del neurocirujano Leopoldo Luque y de la psiquiatra Agustina Cosachov, quienes presentaron a través de los abogados informes en disidencia por separado.

A la salida de la audiencia, el abogado Mario Baudry, quien representa como particular damnificado al hijo menor que Maradona tuvo con su pareja Verónica Ojeda, confirmó que el informe presentado es el mismo que trascendió el viernes y adelantó que pedirá el cambio de calificación, que hasta ahora era "homicidio culposo".

“Vamos a pedir en las próximas horas el cambio de carátula a abandono de persona agravada y homicidio con dolo eventual”, anunció el letrado, quien explicó ante la prensa que el primer delito implica una pena de 5 a 15 años de cárcel, y el segundo, de 8 a 25.

Rodolfo Baqué, quien defiende a la enfermera Gisela Dahiana Madrid, también imputada en la causa, responsabilizó de la muerte de Maradona al "equipo médico" y afirmó que no tiene dudas de que “esto es un homicidio con dolo eventual”, aunque fue por más cuando dijo que el expediente "camina por la delgada línea gruesa del dolo directo”.

Otro que habló a la salida de la fiscalía fue Julio Rivas, el defensor de Luque, quien aseguró que el dictamen de la junta fue "parcializado, malo y sin fundamentos científicos" y adelantó que presentará una “impugnación judicial”.
Vadim Mischanchuk, defensor de Cosachov, también afirmó que la muerte de Maradona se debió a “una patología preexistente que no guarda ningún tipo de relación con la actividad psiquiátrica” desarrollada por su clienta, ni a la medicación que le prescribió.
La junta médica concluyó que Maradona era un paciente con pluripatologías que agonizó 12 horas antes de morir a los 60 años el 25 de noviembre, que "no estaba en pleno uso de sus facultades mentales", que el operativo montado en la casa de del barrio San Andrés de Tigre no era una internación domiciliaria y que pudo haber tenido "más chances de sobrevida" si hubiera estado en una clínica.
Según las fuentes, el equipo fiscal no sólo evalúa agravar la calificación penal, sino que también podría sumar nuevos imputados del entorno no médico de Maradona.
Aparte de Luque, Cosachov y Madrid, los otros cuatro profesionales de la salud imputados en la causa son el psicólogo Carlos Ángel "Charly" Díaz; el enfermero Ricardo Omar Almirón; la médica que coordinaba la internación domiciliaria para la prepaga Swiss Medical, Nancy Forlini; y el coordinador de los enfermeros, Mariano Perroni.