Lauti: imputan a las carteras de Salud provincial y nacional por desobediencia

El fiscal federal de Córdoba, Enrique Senestrari, imputó al secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, y al ministro de Salud de Córdoba, Francisco Fortuna, por "desobediencia judicial", por no haber depositado los fondos que necesita el niño Lautaro Molina necesita para ser operado en Estados Unidos. “Lauti”, como se lo conoce, es un cordobés de un año y 11 meses de edad, que padece hipoplasia de corazón izquierdo y debe ser intervenido en el Boston Children's Hospital. El costo de la operación es de US$ 152 mil.

El juez Federal Ricardo Bustos Fierro le había ordenado a los gobiernos nacional y provincial que cubran la totalidad de los gastos del viaje y la operación de Lauti. En concreto, la medida obligaba a que el 70% de los cargos sean pagados por Nación y el 30% por la provincia de Córdoba. Además, señalaba que el depósito se tiene que hacer en los próximos tres días, ya que la intervención tiene carácter de urgente. Sin embargo, hace cinco días los padres del Lauti denunciaron penalmente a la Nación y la Provincia por desobediencia.

Así las cosas, el fiscal Enrique Senestrari decidió imputar por “desobediencia judicial” a las autoridades de salud tanto provincial como nacional. "Se acaba de imputar al secretario de Salud de la Nación y a la autoridad de Salud de la Provincia de Córdoba por el delito de desobediencia judicial en los términos del artículo 239 del Código Penal", dijo el abogado de la familia, Carlos Nayi, a Cadena 3.

Los padres de Lautaro habían lanzado una campaña para juntar 152 mil dólares. "La tasa de mortalidad es muy alta, hay pocos casos de chicos hipoplásicos porque morían al nacer", había contado Eugenia, su madre, en Cadena 3.