Laboratorios aceptaron congelar precios de medicamentos hasta enero

Mantendrán precios del 1 de noviembre hasta el 7 de enero próximo. Las empresas podrán adherir individualmente a la medida.
Mantendrán precios del 1 de noviembre hasta el 7 de enero próximo. Las empresas podrán adherir individualmente a la medida.

Oficialmente, los laboratorios aceptaron retrotraer los precios de los medicamentos al 1 de noviembre de este año hasta el 7 de enero próximo inclusive, manteniéndolos sin modificaciones.

El comunicado firmado en conjunto por las cámaras CAEME, CILFA y COOPERALA señalaron que "En el marco de colaboración y buen diálogo iniciado en el Ministerio de Salud el día jueves último, respecto de la evolución de la economía y de los precios de los medicamentos, Caeme, Cilfa y Cooperala han manifestado a la Secretaría de Comercio del Gobierno Nacional que las empresas asociadas a cada una de las cámaras han mostrado su disposición a retrotraer los precios de los medicamentos de prescripción de todos los segmentos al precio de venta al público del lunes 1 de noviembre y, asimismo, su voluntad de mantener dichos precios estables hasta el día 7 de enero del 2022".

El acuerdo implica que cada empresa podrá decidir libremente adherir o no a la medida. "En función de lo expuesto, cada laboratorio asociado ejercerá la facultad de adherir individualmente a esta iniciativa. La industria farmacéutica presente en la Argentina mantiene su buena voluntad y colaboración con el Gobierno" explica el texto.

Leer más: CEPA: Los remedios aumentaron un 66% en el último año

Quien también dio luz verde a la normativa fue el director del Centro de Profesionales Farmacéuticos (Ceprofar), Rubén Sajem, quien dio el apoyo de la entidad a “la regulación y la intervención del Estado para que los medicamentos sean accesibles para toda la población”.

En concordancia con lo declarado la semana pasada por Georgina Girladi -Vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba- en Canal C, durante el programa Pato a la mañana, Sajem coincidió en que la medida sí puede afectar a los locales más pequeños. "Puede afectar a las farmacias más chicas y no los grandes laboratorios, que son los formadores de precios", señaló Sajem a Télam Radio.

Leer más: Georgina Giraldi sobre el freno a la suba de los remedios: "Podría quebrar el 20% de las farmacias chicas"

En este sentido, la propuesta del profesional como alternativa es que desde el sector "preferimos una regulación controlada de los precios con mecanismos como la prescripción por nombres genéricos; es decir, que los médicos no incluyan marcas en las recetas". A esto se le relaciona la Ley de Prescripción de Medicamentos Genéricos sancionada en 2002, que establece que toda receta y/o prescripción médica u odontológica debe efectuarse expresando el nombre genérico del medicamento y no la marca.

“Es una ley vigente del año 2002 pero hay que tener voluntad de aplicarla y también educar a la población para que se acostumbre a pedir alternativas de la misma droga en las farmacias ya que las marcas más conocidas son hasta 4 veces más caras”, señaló el director de Ceprofar.