La prioridad de Talleres: Mantener a Dayro