La OMS recomendó aislamientos de 14 días y vacunación global

La entidad estima que 2 semanas es el lapso ideal para frenar la circulación del Coronavirus y señaló que la inmunización a gran escala evitará la aparición de nuevas variantes.
La entidad estima que 2 semanas es el lapso ideal para frenar la circulación del Coronavirus y señaló que la inmunización a gran escala evitará la aparición de nuevas variantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió este miércoles en la importancia de alcanzar lo antes posible que la meta del 70 % de la población mundial vacunada, para evitar que se produzcan nuevas variantes de coronavirus, y reiteró que las cuarentenas deben ser de 14 días.

Abdi Mahamud, epidemiólogo de la agencia sanitaria de la ONU, brindó una conferencia de prensa en Ginebra (Suiza), donde señaló que aún no disponen de suficientes datos “para decir que Ómicron sea más leve que otras variantes del coronavirus”. En este sentido, destacó que la vacunación es fundamental para hacer frente al virus.

Estudios referenciados por el especialista en el contacto con la prensa señalan que Ómicron afecta principalmente a las vías respiratorias altas y causa síntomas más leves, en comparación a otros variantes que afectaban a los pulmones. “Puede ser una buena noticia, pero realmente necesitamos más estudios para demostrarlo”, dijo el epidemiólogo.

“El reto es la vacunación de las poblaciones más vulnerables. El virus se multiplica en entornos hacinados, no ventilados y sin vacunas. Este tipo de entornos son los lugares ideales para la mutación de la COVID-19. Ya lo vimos con las variantes Beta, lo vemos con Delta y lo observamos con Ómicron”, afirmó.

Desde que se detectó por primera vez la variante fuertemente mutada en noviembre, los datos de la OMS muestran que Ómicron se ha propagado rápidamente y ya está presente en al menos 128 países, presentando dilemas para muchas naciones y personas que buscan reiniciar sus economías y vidas después de casi dos años de interrupciones relacionadas con la pandemia.

Sin embargo, si bien el número de casos se ha disparado a récords históricos, las tasas de hospitalización y muerte suelen ser más bajas que en otras fases de la pandemia.