La letalidad del coronavirus bajó del 3% al 0,3% en dos años

La mortalidad en Argentina es de 1 fallecido cada millón de habitantes. Los especialistas se lo atribuyen a la vacunación.
La mortalidad en Argentina es de 1 fallecido cada millón de habitantes. Los especialistas se lo atribuyen a la vacunación.

La Sociedad Argentina de Infectología (SADI) dio a conocer que el coronavirus, que tiene en vilo al mundo desde hace más de dos años, está empezando a mostrar una baja en su letalidad en el país. La letalidad medida de la enfermedad, es decir, personas fallecidas sobre casos notificados, pasó de ser cercana al 3% en 2020 a 0,3% en 2022 en Argentina. El foco del motivo está en la inmunización colectiva a través de las vacunas, y de la propia acción del sistema inmunológico.

Martín Hojman, integrante de la SADI, indicó que "esto se debe a dos causas; en primer lugar las vacunas, eso lo vimos en la ola por Ómicron en enero pasado que tuvimos una gran cantidad de casos y mucho menos muertes que en mayo-junio de 2021; esto si bien puede estar en parte relacionado con una característica propia de la variante, el principal motivo fue la vacunación".

"También puede ser consecuencia de la inmunidad natural, la que se va adquiriendo producto de los contagios previos; en este caso no está clara su magnitud sobre todo en el contexto de las diferentes variantes, pero seguro que alguna influencia tiene", sostuvo.

El promedio de muertes actual en Argentina por la enfermedad es de cinco por día, luego de haber atravesado tres picos de contagios: el primero fue en octubre de 2020, cuando llegó a tener más de 99 mil casos en una semana (entre el 11 y el 17 de octubre); el segundo fue en mayo de 2021, donde superó los 230 mil casos en una semana (entre el 17 y el 23 de mayo), y el tercero fue en enero de este año, con más de 877 mil casos entre el 10 y el 16 de enero de 2022. La cantidad de personas fallecidas correspondientes a estos picos de casos fueron las siguientes: en 2020 llegaron a 2.682 en la semana entre el 9 y el 15 de octubre; en 2021 a 4.356 en la semana entre el 31 de mayo y el 5 de junio, y en 2022 a 2.098 en la semana del 16 al 22 de enero.

La vacunación masiva llevó a una letalidad de solo el 0,3% aproximadamente (igual en varones y mujeres), en tanto que volvió a incrementarse la brecha: entre los menores de 60 la letalidad es de 0,04% y en las personas mayores alcanza el 2,1% y el promedio de edad de los fallecidos ascendió a 75 años.