La Gloria visita al siempre difícil San Lorenzo