La esposa del Loco Tito dijo que "fue un intento de homicidio"

El móvil de LMC habló mano a mano con la mujer quien señaló a la actual barra de Belgrano como los responsables de la balacera en la que Roberto Ponce resultó herido.
El móvil de LMC habló mano a mano con la mujer quien señaló a la actual barra de Belgrano como los responsables de la balacera en la que Roberto Ponce resultó herido.

Roberto “Loco Tito” Ponce, fue baleado esta tarde en la puerta de su casa, en el pasaje Armengol Tecera, de barrio Alberdi. Ponce, de 64 años, recibió un disparo en uno de sus tobillos.

“Un desquiciado pasó en auto y empezó a tirar”, denunció Olga, la esposa del exjefe de la barra de Belgrano en un mano a mano con el móvil de La Mañana del C.

La mujer aseguró que una sola persona disparó, pero había dos autos involucrados. Ella, su hija y su nieta fueron testigos de la balacera y se salvaron de milagro.

Al menos siete disparos calibre 9 milímetros fueron efectuados desde un Peugeot 206 gris. Roberto Ponce recibió el tiro en la entrada del pasillo que conduce a su casa.

La esposa del Loco Tito dijo que "fue un intento de homicidio" • Canal C

"El fiscal dice que está investigando un intento de robo, yo nunca vi que para robarte te disparen desde la esquina", señaló la mujer. “Hay un fiscal que desde el 2 de marzo tiene el caso y no avanzó en nada. Vinieron a tirar a mi casa, me quemaron la casa de las Sierras, ponen pintadas, me llaman sicarios”. Resaltó en que “es una crónica de una muerte anunciada” y no entiende por qué el fiscal no actúa.  

Olga descartó una interna e insistió en que Belgrano no tiene nada que ver. Pero sí apuntó contra la actual dirigencia de la barra pirata, conducida por Lucas Pavón y Germán “El Gitano” Minué –que durante muchos años acompañó al Loco Tito en la tribuna-.

La esposa del Loco Tito insistió en que el “mafioso” es Pavón y remarcó: “Yo digo que intentaron matarlo”.

El exjefe de la barra de Belgrano se encuentra internado en la Clínica Chutro tras el ataque. Debido a su arritmia, según contó la esposa, fue sometido a cirugía de urgencia para cauterizarle las arterias porque “no paraba la hemorragia”. "No está fuera de peligro, si le tiraban más arriba lo mataban en ese instante", recalcó Olga.