La durísima critica de Mario Kempes a la Selección Argentina: "algunos fueron muy cancheritos"

El campeón del mundo en 1978 analizó duramente el desempeño del conjunto dirigido por Lionel Scaloni: "Argentina sobró un poquito al rival"
El campeón del mundo en 1978 analizó duramente el desempeño del conjunto dirigido por Lionel Scaloni: "Argentina sobró un poquito al rival"

La Selección Argentina sufrió un golpazo en su debut en el Mundial de Qatar 2022: perdió 2-1 con Arabia Saudita y complicó su acceso a octavos de final. Luego de la derrota, una ex figura del combinado nacional expresó en duras palabras su sentimiento a la hora de analizar el partido. Mario Alberto Kempes, campeón de la Copa del Mundo en 1978, dejó una particular mirada sobre el debut albiceleste.

"Fue un partido que se complicó porque Argentina no encontró el espacio, no encontró el momento. No tuvo un buen partido. Arabia Saudita jugó tal y como uno preveía y bueno, le ganó la partida", comenzó Kempes con su análisis en diálogo con Radio 95.1 Pulso. Luego, señaló que lo que menos le gustó fue "que no supieron leer el partido, no supieron estar a la altura de las circunstancias". Y agregó: "No sé si será que los 36 partidos invictos pudieron influir, pero nunca se había jugado frente a una selección dentro de las 20 clasificadas. Ahora... Arabia Saudita mostró cómo le tienen que jugar a Argentina, con mucha fuerza, presión, no dejándolo jugar".

Esto hay que tomarlo con mucha tranquilidad, aprender de los errores cometidos. Los partidos nunca se ganan antes de jugarlos. Yo creo que Argentina sobró un poquito al rival, muy cancheritos en algunos momentos, y lo pagó. Ahora hay que ponerse otra vez el mameluco de laburo, olvidarse de que son las figuras y los elegidos por todos como candidatos a ganar el campeonato del mundo, y empezar de cero. Ya se han dado cuenta que por no jugar con selecciones potentes de Europa, porque tampoco se podía, pasan estas cosas", añadió

Para cerrar, agregó: "En el primer tiempo, tampoco que jugó de maravillas. El largar la pelota un poquito más rápido y el delantero que corría más rápido que la pelota... cayó tres veces en fuera de juego y le anularon tres goles. La precipitación tampoco es buena. En el segundo tiempo, desde un comienzo se vio que Arabia Saudita iba a salir a matar o morir, deportivamente hablando, y lo consiguió".