“La 10 va a ser siempre mía”