Empieza el juicio por el femicidio de Cecilia Basaldúa

En los tribunales de Cruz del Eje, Lucas Bustos se sentará en el banquillo imputado por el femicidio de la joven de 36 años, ocurrido hace dos años. La familia de la víctima cuestiona la investigación.
En los tribunales de Cruz del Eje, Lucas Bustos se sentará en el banquillo imputado por el femicidio de la joven de 36 años, ocurrido hace dos años. La familia de la víctima cuestiona la investigación.

El 25 de abril se cumplieron dos años del hallazgo del cuerpo de Cecilia Gisela Basaldúa en Capilla del Monte. Había llegado a esta localidad el 21 de marzo de 2020, dos días después de la sanción del decreto de aislamiento social obligatorio por la pandemia.

Cecilia tenía 36 años, viajera y artesana, había elegido este lugar para escribir su libro de viajes, después de recorrer distintos territorios de Latinoamérica por casi cinco años. Mario Mainardi fue la última persona que le dio hospedaje hasta el domingo 5 de abril, cuando no se supo más de ella. Luego de tres días de ausencia, Mainardi dio aviso a sus padres en Buenos Aires. Realizaron la denuncia y comenzó la búsqueda policial.

Este lunes 2 de mayo se dará inicio al juicio oral y público en los tribunales de Cruz del Eje, integrado por ocho jurados/as populares y tres vocales de la Cámara Penal de Villa Dolores. Si bien la Cámara de Acusación corresponde a Cruz del Eje, según explicó Giselle Videla, ayudante legal de la causa, la Cámara debió apartarse por una causal de inhibición cuando toma participación la nueva abogada de Lucas Bustos, María Claudia Brandt, y pasó a la Cámara de Villa Dolores.

El juicio se mantiene en Cruz del Eje porque el imputado está allí detenido y el jurado popular también es de la zona. Las audiencias están fijadas para la semana del 2 al 6 de mayo y para los días 12 y 13 del mismo mes. La investigación estuvo a cargo de la Fiscal de Cosquín, Paula Kelm, con la carátula “abuso sexual con acceso carnal y homicidio calificado por violencia de género y criminis causa”.

Daniela Pavón, abogada de la familia Basaldúa, explica como desde el primer momento se detectaron irregularidades cuando la División de Investigaciones de Capilla del Monte no activó los protocolos de búsqueda que correspondían. “Desde la querella sabemos que el cuerpo de Cecilia no estuvo ahí todo el tiempo, al cuerpo lo pusieron (cercano al acceso del basural)”. Sin embargo, la Fiscalía nunca investigó dónde estuvo Cecilia los días previos a su muerte. “Creemos que además en este hecho no participó una sola persona”.

Desde la querella se espera la absolución del imputado y que se ordene una nueva investigación a cargo de otra Fiscalía. “Sabemos que tenemos muchas cosas en contra porque ya han pasado dos años, no es lo mismo investigar en el momento que sucedieron los hechos que dos años después. Confiamos en que la Cámara de Villa Dolores va a tener en cuenta las irregularidades que dejaremos expuestas en el juicio y nos va acompañar en el pedido de justicia verdadera para Cecilia”.