Inicia juicio a la banda del "Tuerto Cacho" por venta de drogas

La acusación está a cargo del Fiscal de Cámara Marcelo, con penas previstas tienen como base los 7 años de prisión efectiva.
La acusación está a cargo del Fiscal de Cámara Marcelo, con penas previstas tienen como base los 7 años de prisión efectiva.

El Ministerio Público Fiscal informó que comienza en la Cámara Tercera del Crimen el juicio contra 13 personas por el delito de Comercialización de Estupefacientes agravada por el concurso de dos o más personas. Los acusados son: Diego Javier González; Cristian Orlando González; Natalia Jacquelin Pedraza, Gonzalo Sebastián Garrido; Martín Ezequiel Morán; Gladys Noemí Loza; Juan Antonio Aballay; Justina del Valle Gutierrez; José Alejandro Jaime; Erica Sabrina Messina; Saira Guadalupe Jaime Messina; Víctor Hugo Funes; y Cristian Germán Zurita.

La acusación está a cargo del Fiscal de Cámara Marcelo, con penas previstas tienen como base los 7 años de prisión efectiva. La investigación tuvo su origen a partir de una denuncia del año 2019, formulada por el denunciante de identidad reservada, quien explicó que los hermanos González tenian numerosas personas que trabajan para ellos y que disponen de distintos lugares donde llevan a cabo la actividad ilícita.

El eje central de la investigación daba cuenta que desde que está detenido el “Tuerto Cacho”, sus hermanos Cristian y Diego González quedaron a cargo “del negocio”. El “Tuerto Cacho”, de nombre Raúl Cuello, es un reconocido narcotraficante de Córdoba que durante muchos años desplegó su actividad ilícita en un sector de esta ciudad, con base en Cooperativa El Progreso. Luego de una muy extensa y compleja investigación desarrollada en los años 2017 y 2018, se logró conocer su estructura y funcionamiento.

Como consecuencia de la investigación Cuello se encuentra privado de libertad desde 3 de octubre de 2018, imputado del delito de comercialización de estupefacientes agravada.

Ambas causas fueron progresando en cuanto a la incorporación de evidencias hasta que se colectaron pruebas suficientes para solicitar allanamientos en cada línea de investigación, aclarando que en todo momento la información fue compartida y coordinada de manera conjunta. Fue así como con fecha 30 de octubre de 2019 se efectuaron múltiples allanamientos en forma simultánea en las dos causas, con resultados positivos, en cuanto se produjo el secuestro de estupefacientes y de otros objetos de interés probatorio para las pesquisas.