fbpx
Sin categoría

Infodemia: informarse en tiempos de pandemia

La OMS llama así a la sobreabundancia informativa falsa y a su rápida propagación entre las personas y medios.

En el marco de la contingencia sanitaria mundial por la expansión del coronavirus, es mucha la información que circula por los distintos medios y redes sociales. En muchos casos esta información es  confusa y contradictoria, y no aporta a la situación de las personas.

Particularmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) utiliza el término «infodemia» para referirse a la sobreabundancia informativa falsa y a su rápida propagación entre las personas y medios. Es por eso que el organismo publicó una serie de aclaraciones para desmentir muchos de los consejos que circulan por las redes sociales y medios. El objetivo es contrarrestar esta información que no colabora con la prevención del contagio, sino que genera pánico o promueve conductas incorrectas.

Al respecto, Victoria Mendizábal, bióloga, comunicadora y profesora del trayecto de posgrado: Prácticas de Comunicación y Salud de la UNC, explica que la información errónea que circula sobre Covid-19, es particularmente problemática, en primer lugar, porque se trata de una enfermedad nueva y para la cual no existen soluciones científicas aún, o están en fase experimental.

A esto, se suma que el aislamiento social como medida de prevención de la propagación del virus y en particular, la medida de cuarentena obligatoria, potencia y favorece el contacto con información proveniente de todo tipo de fuentes -especialmente, redes sociales- aumentando la posibilidad de propagación de información falsa”, agrega la especialista.

En pos de estos objetivos la Secretaría de Medios y Comunicación Pública anunció el lanzamiento de la plataforma CONFIAR, que tendrá como como propósito controlar la «epidemia informativa» que difunde noticias poco confiables, maliciosas o falsas.

Algunas recomendaciones a la hora de recibir y/o compartir información son:

  • Generar hábitos de consumo de información responsables.
  • Elegir pocas fuentes y mantenerse actualizado.
  • Chequear las fuentes de la información.
  • No creer todo lo que circula en las redes o llegue por whatsapp.
  • No compartir cadenas de texto o audios generados por personas, organismos o instituciones que no conozca.
  • Desconfiar de los contenidos que apelen a la emoción para generar impacto.

 

Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close