Iglesia Mormona: más denuncias por abuso sexual

La media hermana de Marcelo Moreno contó que fue abusada por él cuando tenía 5 años. El acusado esta detenido por abusar sexualmente de una adolescente de 14 años.
La media hermana de Marcelo Moreno contó que fue abusada por él cuando tenía 5 años. El acusado esta detenido por abusar sexualmente de una adolescente de 14 años.

Este lunes se conoció que Marcelo Moreno, miembro de la Iglesia Mormona de Córdoba, está detenido y acusado de abusar sexualmente de una niña de 14 años. Además la iglesia firmó un acuerdo de 4,5 millones de pesos con la familia para silenciar el hecho.

Leer más: Mormones pagaron $4,5 millones para encubrir una violación

Tras la viralización de la noticia, otra víctima del violador contó su historia. Se trata de Ludmila (pidió en la entrevista que sea difundido su nombre) quien hoy tiene 22 años, pero los abusos se remontan al año 2005, cuando ella tenía apenas 5. La joven es media hermana de Moreno al tener padre y apellido en común.

"Fue en el año 2005, él vivía en mi casa. Yo tenía 5 años. A la siesta cuando ellos (los padres) dormían él abusaba de mí todas las tardes, hasta que un día pude contarle a mis papás lo que estaba pasando porque yo no podía dormir a la noche". Ludmila le contó el hecho a sus papas y según relató en ese momento su padre decidió echar a Marcelo de la casa y desde ese momento no lo vieron por varios años.

Sin embargo, luego de un tiempo, el papá de la víctima "perdonó a Marcelo Moreno" y lo volvió a llevar a su casa. "Como yo era menor mi palabra no valía. Cumplí 18 años y le dije a mi papá que no lo quería ver más", afirmó Ludmila quien confirmó que ahora hará las presentaciones legales correspondientes.

Además Ludmila señaló que su papá es mormón y fue él quien mandó a Marcelo a la Iglesia desde chico. En ese sentidos también mencionó la respuesta de la iglesia cuando ella se acercó a denunciar la situación.

"En la Iglesia me decían que lo perdonara a él, que era chico, que tenía una vida por delante e iba a cambiar. Aunque sea religioso sé que esas personas nunca cambian" expresó Ludmila quien abandonó la iglesia tras cumplir 18 años. Y agregó: "Sentía odio, mucha bronca porque siendo una Iglesia se supone que tendrían que ayudar a las personas que pasan por eso y no las personas que lo hicieron", señaló.

Por otro lado, aseguró que se sorprendió de que la Iglesia haya pagado para ocultar el hecho del abuso en 2017: "Nunca pensé que la Iglesia Mormona iba a pagar eso para hacerlos callar. Me da bronca que haya quedado suelto y le haya pasado eso a las chicas, me siento culpable de no haber hecho nada".

Fuente: Cba24n