Gastón Whelan nos cuenta cómo vive la pretemporada