Fernández se reunió a solas con el papa Francisco

La audiencia a solas entre el Papa y el mandatario argentino fue en el estudio del Aula Pablo VI, y se extendió durante 30 minutos.
La audiencia a solas entre el Papa y el mandatario argentino fue en el estudio del Aula Pablo VI, y se extendió durante 30 minutos.

El presidente Alberto Fernández se reunió en la mañana de este jueves en el Vaticano con el papa Francisco, en el marco de su cuarta y última escala de la gira europea que esta semana lo llevó a Portugal, España y Francia.

Acompañado por la primera dama Fabiola Yañez y su comitiva, el Presidente arribó a las 4.50 hora argentina (9.50 hora de Roma) al Vaticano, donde fue recibido por autoridades de la Casa Pontificia y un cordón de honor de la Guardia Suiza, que se encarga de la seguridad del Papa y la Santa Sede.

Luego, tras los saludos de rigor, comenzó la audiencia a solas entre el Papa y el mandatario argentino en el estudio del Aula Pablo VI -conocido dentro del Vaticano como "Il Fungo", que se extendió durante 30 minutos.

El Papa saludó uno por uno a los integrantes de la comitiva argentina e intercambió saludos y palabras con algunos de ellos, informaron fuentes oficiales. Integraron la delegación oficial, además de Yañez, el canciller Felipe Solá; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Culto, Guillermo Oliveri; y el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

Luego de la audiencia con el Papa, Fernández almorzó con su par de Italia, Sergio Mattarella, en el Palacio del Quirinale, para después mantener una reunión de trabajo, en el Palacio Chigi, con el presidente del Consejo de Ministros, Mario Draghi.

En una entrevista el secretario de Culto, Guillermo Oliveri -que integra la delegación argentina- remarcó las coincidencias entre el Gobierno y Francisco en relación a la gestión de la pandemia y la necesidad de que las vacunas lleguen en forma igualitaria a todos los países y destacó la "ayuda silenciosa" del pontífice argentino en el proceso de renegociación de la deuda.